domingo, 2 de septiembre de 2007

Criptonomicon

Acabo de terminarme el ultimo gran tocho, 1500 paginas divididas en 3 tomos para que no se corte la circulacion de las piernas de los lectores. Se divide en el Código Enigma, Código Pontifex y Código Aretusa. El autor, Neal Stephenson es un freak, escritor de ficcion que frecuenta los temas de ordenadores y teconologias.
Se desarrolla en dos líneas temporales paralelas: la de los criptografos de la Segunda Guerra Mundial que intentan romper los códigos de comunicaciones del Eje Roma-Berlín-Tokio y la de sus descendientes, que intentan utilizar la criptografía moderna para construir un paraíso de datos en un estado insular ficticio del Este asiático. En ambas historias tienen especial importancia las maquinaciones políticas que implican ambos esfuerzos (Que bien fusilo la Wikipedia!).
En la trama que tiene transcurso durante la Segunda Guerra Mundial se nos presenta a Lawrence Pritchard Waterhouse, un ficticio genio matemático y criptoanalista especializado en descifrar códigos del enemigo, en la que tiene un capitulo entero describiendo y haciendo graficas de como se la pelaba.
Junto a él tenemos a Bobby Shaftoe, un sargento de la infantería de marina estadounidense adicto a la morfina con amplia experiencia en el frente del Pacífico y un misterioso sacerdote llamado Enoch Root. Tambien aparece Goto Dengo, un japonés experto en minería.
En esta epoca se mezclan personajes reales como Alan Turing que tiene gran protagonismo o el general McArthur o sitios como Bletchley Park. Lo más curioso de esta parte es que era tan importante el romper los códigos de los enemigos (máquinas enigma, Índigo...) como ocultar que se habian descubierto. Es decir, si sabes que hay un submarino en tal sitio no puedes llegar y simplemente hundirlo, hay que hacer todo tipo de maniobras para disimular, de las cuales se encargará el destacamento de Shaftoe. Otras veces se hacian grandes cagadas como cuando se cargaron a Yamamoto, se descifro que dia y que hora iba a estar en tal avion y fueron tan discretos de mandar un ejercito de cazas a derribarlo.
La segunda trama tiene lugar en un presente paralelo, en el cual sesenta años después Randy Waterhouse, nieto de Lawrence y experto hacker criptográfico deja el mundo informático californiano para embarcarse en un desafiante proyecto empresarial junto a sus compañeros de Epiphyte Corporation con la finalidad de la crear la Cripta, un paraiso fiscal y de la información, pero tendrá que enfrentarse a viejos enemigos como Andrew Loeb, a otros nuevos como "el Dentista" y a la maquinaria política de los gobiernos. Para ello contará con la ayuda de sus viejos amigos Avi, Eb, John, Tom y Beryl y con la del equipo de la Semper Marine Services, que componen Doug y Amy Shaftoe, hijo y nieta de Bobby.

2 comentarios:

Javier C. dijo...

¿Te lees este tocho infumable y no vas a leerte la Ilíada, cabrón de hermosas glebas?

winlotto dijo...

Ive read this topic for some blogs. But I think this is more informative.